viernes, 18 de enero de 2008

Both Sides

..Siguiendo con lo de dos o más caras.

He hecho referencias vagas a la relación que llevo con mi padre, no es la mejor que he visto en el mundo, pero dadas las circunstancias en que vivio (poca educación, una infancia durísima, todo el numerito...) creo que a su modo hizo las cosas bien. Sin embargo hubo una época en que le tenia miedo y hasta la fecha no lo he superado, en ocasiones platicamos largo y tendido y riquísimo, pero también en ocasiones nos vemos tan diferentes uno del otro que no nos aceptamos y seguramente hay momentos en que hasta nos cagamos.

Tuve un momento así hace unos días durante la visita de mi sobrino, acabe muy molesto y diciendo cosas que tal vez no debí, pero que de hecho aun siento. Todavía ayer manejando hacia un starbucks para encontrarme con dos de mis mas longevos amigos (20 años de amistad!) recordaba lo ocurrido y me volvía a encabronar.

Luego me encontré en el Starbucks con R y H, uno de ellos mi mejor amigo, vecino y compañero de aventuras, desventuras, negocios, y mas cosas, un chavo al que veo casi diario; el otro un amigo de la secu con quien me veo de vez en vez y que admiro por su rectitud, su sentido de la disciplina, y en general por arreglárselas para ser feliz a su manera. Tenemos algunos planes en mente y como buenos mexicanos decidimos platicar pendejadas durante 2 horas para luego dedicarle 20 minutos al motivo de nuestra reunión.

Yo no salí de vacaciones, me dedique a cuidar a mi recién integrado perro y además mi cartera no estuvo pa tales jaleos y casi nunca salgo en Dic; R anduvo en Miami y tomo un crucero y sorprendentemente H se quedo también en casita las dos semanas, donde según sus palabras no hizo absolutamente nada, ni siquiera salio de compras. Eso es rarísimo de escuchar en alguien tan organizado e hiperactivo y además medio fresa, inclusive llegue a pensar para mi que tal vez su vida matrimonial no andaba tan bien. Después la platica siguió y cuando llegamos a la parte familiar me contó que en Dic 1 falleció su papa de un infarto fulminante, después de tomarse una cervecita y decir que sentía que como que no le había caído bien. Me contó la odisea que paso, su papa era igual de organizado que el, así que todo fue relativamente fácil. Trato de explicarme de su sentimiento de perdida, de como le duele físicamente la perdida de su padre, de como se hizo cargo de sus pendientes, de todo lo que escucho de boca de la gente que lo conoció…
Sin embargo también sabe que se fue en paz con el, que lo aprovecho al máximo y que siempre se dijeron el uno al otro lo que se querían. Yo recordé cuando el señor nos llevaba a ambos a nuestras clases de computación (basic y mamadas así en 1988!!) e intercalábamos sus casettes de Los Panchos con los de H de Duran Duran, también recuerdo una vez que le puso un santo cagado frente a mi por que había dejado las llaves de un auto en otro auto que ya se había llevado su mama…

A ambos se nos puso el ojo Remi, pero como buenos mexicanos nos pasamos el trago amargo y pasamos al sig tema.

Ya en el auto no supe si las lagrimas que medio se me asomaron fueron por el o por mi...


10 comentarios:

Sivoli dijo...

Ay cabrón!... pues dedicarle una lagrimita a alguien no ha de ser del todo malo... Catarsis, tal vez.


Saludos, compa.

Rox dijo...

Esta cañon ser adultos igual que nuestros papas y darnos cuenta que también son humanos

saludos :D

Anónimo dijo...

Me movió mucho leer acerca de tu padre....
Algunos años viví enojada con mi padre, Escorpión, díficil de expresar sus sentimientos, hermetico, no dice mucho aunque yo esperaba lo hiciera.
Con los años, entendí que somos diferentes, lo amo y se lo digo cuantas veces puedo, no me importa que él a veces no diga nada, hicé las paces con él, claro sin que él lo supiera, el rollo era mío no de él. Dejé ese costal que pesaba tanto que dolía, ya no tengo esa piedrita en el zapato, porque además es el único que padre que tengo y no lo voy a cambiar de forma de ser.
Bechitos Tronados :*

Anónimo dijo...

Me movió mucho leer acerca de tu padre....
Algunos años viví enojada con mi padre, Escorpión, díficil de expresar sus sentimientos, hermetico, no dice mucho aunque yo esperaba lo hiciera.
Con los años, entendí que somos diferentes, lo amo y se lo digo cuantas veces puedo, no me importa que él a veces no diga nada, hicé las paces con él, claro sin que él lo supiera, el rollo era mío no de él. Dejé ese costal que pesaba tanto que dolía, ya no tengo esa piedrita en el zapato, porque además es el único que padre que tengo y no lo voy a cambiar de forma de ser.
Bechitos Tronados :*
La Abuela desde Guanatos.

Gildardo dijo...

En mi caso, perdí a mi madre hace ya casi 18 años. Era joven y recuerdo épocas duras en mi niñez. Epocas en las que la fortaleza de mi madre mantuvo unida mi familia. Ocurrió esa pérdida además en el período en que la mayoría de los jóvenes se rebelan y creo que en mi caso mi rebelión hacia mi padre fue alejarme de el. Nunca discutimos, nunca hubo un momento disruptivo. Simplemente me alejé de él.

Años después viviendo en un país lejano, sin nadie de mi familia alrededor, después de enfrentar una cirugía que si bien es cierto no era preocupante, el simple hecho de que tuvieran que usar anestesia general y que el médico tuviera, por procedimiento supongo, que avisarme qué pudiera ocurrir, hizo que escribiera una carta para mi padre en el día del padre de ese año. Lloré al hacerlo y creo que si la leo de nuevo (sólo lo intenté una vez despúes) vuelvo a llorar. Fue mi catarsis y mi reconciliación (igual que con el anónimo, era bronca mía, no de él). Ahora las cosas son diferentes. Nunca había dejado de quererlo, solo que por alguna rara razón (o sinrazón) no me permitía mostrarlo.
Me has removido viejos recuerdos...

Saludos!

Mario dijo...

Gracias por sus comentarios,

Sivoli,

Estoy de acuerdo, es mejor echar una lagrima por una persona que por pendejadas, no tiene nada de malo.

Rox,

Algo muy cabron tambien es darte cuenta como poco a poco te enfrentas a las situaciones que tu padre vivio cuando eras niños, en ocasiones pasan cosas que te levantan una señal y dices "ah, ahora entiendo al viejo aquella vez que..."

Mi muy querida Anonima,

Muy parecida es la cosa con mi papa, hay cosas que damos por hecho y no las decimos, pero a la hora de la hora es igual de chillon que yo, de algun lado lo saque. El choque que tuvimos fue por que tome el contro en una situacion en que tradicionalmente el lo tenia, dejandole claro que no estaba de acuerdo con su manera de resolverlo, no estuvo fuerte por que yo suelo ser muy relax, pero de que no me deje no me deje.

Gil,

Al igual que tu creo que lo poco-mucho que mi familia se ha mantenido unida es totalmente gracias a mi mama, si no fuera por ella las cosas serian muuuuy distintas, en su momento tampoco valore que ella se aguantara por nosotros. Igual pienso que si Mama se fuera antes que todos tendria un alejamiento gradual con Papa, por ejemplo ahora ella lleva dos semanas de viaje y apenas he visto a Papa y mucho menos platicar....


Sin embargo me movio mucho la muerte de alguien de mi edad, mi condicion, mi educacion, crecimos juntos, de chavos platicabamos de nuestros pares...fue un poco como "Y tu ya estas listo si estos pasara, Mario?"

Ingrid dijo...

En cierto modo es prácticamente inconcebible pensar que quien cooperó para traerte al mundo no sea el non-plus-ultra.. ¡Debería! Pero pues como dice Rox, uno crece, se da cuenta que hasta el papá más cañón la riega una y otra vez -sobretodo al criarnos- y se aliviana uno.

Hay cosas imperdonables en los padres (y en los hijos) pero a final de cuentas sí les debemos la vida...

Espero que todo mejore, y si no mejora, siempre hay otras opciones. Como la lagrimita, la terapia (jeje), y gente que nos quiere de un modo inigualable.

Mario dijo...

De hecho no hay ningun drama entre mi papa y yo; yo no soy del tipo de persona que "se pelea" con la gente, se me hace remenzo, por que a fin de cuentas acabaras hablandole. Puro tiempo perdido.

Simplemente traia dias con un resentimiento con mi papa por algo que me molesto y me cayo como balde de agua fria la muerte del papa de un amigo.

Saludos!

Aranzazu dijo...

Completamente de acuerdo con que el escucharlo/experimentarlo de alguien muy cercano te hace reflexionar "¿y yo estoy listo?"...

Hace años, murió la mamá de una amiga muy querida, mi mejor amiga/vecina de la infancia, por lo que puedes imaginar que conocía a su madre muy de cerca. Ella murió el día del cumpleaños su hija, justo al momento en que llegó la serenata para ella. Estuve ahí para ella, pero había un temor consciente de que yo no estaba lista y creía nunca estarlo.

No estaba tan equivocada. Uno nunca está "listo" (whatever that means). Mi mamá murió en 2006 cuando yo estaba en Chicago. No ahondaré en los específicos, pero bueno, mis puntos al respecto son dos:

1. Uno nunca está listo. Sólo sucede que te vuelves consciente de la "humanidad" (en sus acciones y en su probabilidad de morir) de tus padres y la tuya misma. En mi caso, en mucho gracias al esfuerzo de mi padre (un tipo serio, formal, no muy emotivo/cariñoso), toda la familia se acercó más.

2. Creo que uno sólo puede aprender cómo se vive y se crece en una relación padre-hijo de los propios padres. Es decir, el padre/madre enseña al hijo/a con el ejemplo (o la ausencia de él) lo que implica/reproduce/requiere una relación padre/hijo. El hijo aprende a ser un control freak cuando el padre/madre lo es. El hijo aprende a decir te quiero cuando la madre/padre se lo dice, cosas así.

Por las razones que sea, uno medio tiende a pensar que esa relación puede ser responsabilidad de uno, pero no creo que sea así. Despues de todo, de donde mas lo va a aprender uno, no?

Creo que si algo de "responsabilidad" hay en los hijos es la de reconocer precisamente la "humanidad" de nuestros padres y hacer las paces (como un rollo propio) de que eso que hicieron con uno, de verdad, fue lo mejor que supieron hacer. Ya con los hijos propios tocará (creo) buscar una "mejor" relación (más completa/más cariñosa/-ponga usted aquí el superlativo de su eleccion-), porque sino, est'a dificil que el chilpa le haga al autodidacta :)


(caray... se me hace que blogger me va a multar por el exceso de caracteres...)

Mario dijo...

de acuerdo, uno nunca estara listo para algo que simplemente no quiere que ocurra.

Sin embargo en el caso del buen H. a pesar de estar triste por la muerte repentina de su padre, el sabe que aprovecho los momentos que estuvo con el, lo demas no esta en sus manos, eso es lo que me pega. Algo parecido le ocurrio a mi mama hace dos años, su mama (mi abue) que 1 vez en su vida habia pisado un hospital (hace unos 15 años) murio de rpente mientras iba a la tienda de abarrotes, tuvo un chingo de hijos y mama, por cuestiones geograficas y economicas fue una de las mas cercanas, en cambio algunos de sus hermanos tenian años sin verla o tenian algunos rencores que nunca sacaron. Obviamente a ellos se les ha echo mas amargo el trago.