martes, 28 de agosto de 2007

28 Agosto

Leyendo el otro dia el post de Aranza (uno de mis dos superlectores) sobre como hay muchos ciclos que simplemte se cierran y simplemente nada vuelve a ser lo mismo entre personas, me hace pensar en unos mis mas perdurables amigos, un ciclo que ya ha durado muchisimos años. Nos conocimos en 1986, cuando entramos a segundo de secundaria el era un chilangazo recien llegado y yo un norteño aun adaptandose... no nos hicimos amigos de inmediato, pero para cuando terminamos la secu ya andabamos pa todos lados juntos; la primera vez que yo llegue a mi casa despues de las 8PM (oh my God!) fue por que nos quedamos platicando en un McDonalds, tenia 14 años y de ahi ya no paramos hasta ir a Europa o emborracharnos en Las Vegas.

Si bien nuestros caminos han sido muy distintos (yo me gradue, el no termino ni la prepa, yo me converti en un Dilbert y el en un exitoso hombre de negocios, el se caso en una boda tradicional con una novia tradicional, Angelica y yo decidimos ser un poco menos ortodoxos) nunca nos hemos dejado de ver, inclusive hoy en dia vivimos a un par de puertas en la misma banqueta, muchas de las platicas mas sinceras que tengo son con el (nuestros tradiconales desayunos de vuiernes por la mañana, mas nuestro cafe de sabado por la mañana mas nuestrass cenas callejeras de Martes por la noche o nuetras eternas vistas al Sam's o al CostCo, inclusive nos han ido a buscar ahi de lo que tardamos pendejaeando en los pasillos) , y muchos de mis recuerdos favoritos son cosas que hicimos juntos. Hoy Richard cumple 36 años. Que Dios lo bendiga.

1 comentario:

Aranzazu dijo...

Aranza superlectora, presente!

En efecto, además de ciclos que se cierran hay otros que se mantienen abiertos y presentes en todo momento. Enhorabuena por esa amistad, de mi época de CIESAS me restan 2 amistades a quienes veo casi siempre pero con quien dialogo todos los días... almas afines las que se encuentra uno por el camino, no? cosa curiosa...