miércoles, 16 de julio de 2008

Voltaire y el fin del humor



Un error del equipo de Obama el defenderse de quienes no lo atacan y un acierto de The New Yorker su portada, nunca he sido simpatizante de los provocadores pero la portada muy a pesar de lo que muestra me parece tan ligera como cualquier otra de la revista. No cabe duda que cada pais tiene sus tabues.

Guardo la ilustracion antes de que sea dificil encontrarla.

2 comentarios:

Aranzazu dijo...

la imágen me recordó el artículo de esta semana del Economist donde se cuestiona si Michelle es activo o un pasivo de Obama :)

Ya regresó Taco a casa?

Un abrazo!

Mario dijo...

je je... buena pregunta.

Ayer me sorprendio leer que Caton; que no por ser conservador y ya entrado en añitos es intolerante, declaro que nunca mas comprara el NYr, a ver si despues abunda en sus motivos...

Taco volvio hace unos 10 dias, te lo juro que casi chillo al verlo. El cursillo le cayo bien, aprendio varias cosas, pero sigue siendo un vago.

Un abrazo de regreso =)