viernes, 17 de julio de 2009

Triste

Ayer visite a Taco, siempre tuve la sensacion de que el veterinario minimizaba lo que ocurria para no preocuparme demasiado, y en efecto, la cirugua demoro el doble del tiempo que se habia calculado, tendra un periodo de recuperacion muchisimo mas largo del inicialmente estimado, y le quedara una cicatriz (en su carita) mucho mas grande de lo originalmente planeado. No me extraña, en todo momento pense que le problema era serio, solo espero que el tumor extirpado no vuelva y que no sea cancerigeno.

Pero el hecho de que no me extrañe no implica que no me sienta mal. Ayer lo vi, enjaulado, todo cortado de su carita y todo aturdido por la anestesia, regrese chillando mientras manejaba... chales, como se le meten los animalitos a uno.

2 comentarios:

Sivoli dijo...

Vaya, pues ojalá y todo salga bien con tu chucho, yo se que no solamente es un animalito, la neta se vuelven integrantes de la familia. Como un hermano o un hijo.

Rox dijo...

:( pobre taquirri. Un abrazo a ambos dos...