viernes, 9 de octubre de 2009

La casa de la risa

Hay días en que al leer noticias uno no sabe si es en serio, el Nobel a Obama haría que Mafalda montara alguna protesta espectacular, si yo fuera el, ni lo aceptaba; aunque supongo que en estos casos los únicos sorprendidos somos nosotros. Seguir leyendo las noticias y encontrarme con que Playboy tiene en su portada a Marge Simspon en un intento desesperado por volver a vender revistas impresas como en los buenos tiempos y de paso ganarse a una nueva generación de clientes, pues me hace pensar si no estaré leyendo "El hocicon" (diario pobre pero honrado) o algún otro diario de Pelotihuelle.








No hace mucho escribía sobre el dengue, al que aun le sigo teniendo terror, lo que no me imagine es que una faringitis me postraría me haría visitar el hospital, durar acostado (en casa) casi tres días y encerrado prácticamente 10. Ver que a mi frasco de antibióticos solo le quedan un par de capsulas me da un gustazo enorme.

Depeche Mode vaya que valió la pena, aun enfermo, un set complaciente (con el publico) y un espectaculo de primer nivel, hace ya muchos añitos que nos hemos hecho compañía con la Musica de estos flacos (con excepción de Andrew Fletcher que cada dia se parece más a Benny Hill), así que tienen al menos una canción para cada una época de tu vida. Les quedo muy agradecido por la intimísima versión de "Home" que interpretaron, no me la esperaba.

3 comentarios:

Aranzazu dijo...

como sigues? ojala que la wera y Lolo no se hayan enfermado...

un abrazo,
M

Mario dijo...

Yo fui el unico debilucho en el bungalow, eso tiene sus ventajas en aquello del apapache =)

Ya solo me queda un sabor amargo en la boca que cada vez va despareciendo mas.

Tambien perdi algun par de kilillos que no extraño en absoluto. De lo malo lo bueno, dicen por ahi...

Saludos!

Sivoli dijo...

"Tambien perdi algun par de kilillos que no extraño"


Eso es por no fijarte donde dejas las cosas. Aguas, ue.